Categorías
Inicio Noticias

Testimonio de la noche [In English and Spanish]

[ad_1]

En la quietud de la noche ártica

En sus profundos cielos del norte,

Tenues son las luces, en su frío

Por la noche heladas …!

Incluso las estrellas del ártico

Parece silenciosamente piedra congelada!

Aquí, aquí es donde encuentras

La paz y la bestia dentro …

Remoto, sin oídos ni palabras

Para desordenar la mente

Para entrenar la garganta;

Aquí, aquí es donde mueres …

(por un momento).

Aquí, el cielo tiene ojos eternos.

Ojos con mareas cósmicas

Mareas que nunca descansan: guerrean

Con el universo

Comparado con un oscuro abismo profundo;

Sin fin y nunca descansando …

Aquí mis ojos buscan y buscan

En incontables horas, reflujos y

Barriendo los cielos de arriba

Entumecedor, inmutable …

¿Son el cosmos, los cielos?

Aquí reside una extraña paz …

Aquí, vives en paz extraña

Con un ejército de estrellas para vencer

Brillando, silenciosamente en la oscuridad

La oscuridad oscura y menguante;

El tiempo no tiene relevancia aquí,

Aquí, vives en paz extraña …

Fríos y extrañamente entumecidos son mis pies

Mientras miro hacia arriba, sobre los muchos puentes

Una estrella que une a la siguiente, como si,

Si los reyes y las reinas fueran

Guardándolos, los Anfitriones

¡O si! Una extraña, extraña paz …

Ah! Alabado sea a ti, a ti

Firmas ardientes y ardientes: vosotros,

No me recuerdes las guerras que dejé.

De los enemigos, divinos inmortales …

Los enemigos que nunca descansan

Ah! Alabado sea a ti, a ti

Escucho música, armonía desde lejos (allí)

Hay tormentas escondidas en un almacén,

Para mañana: guerra más allá, más allá

El polvo de Orión … polvo perpetuo;

Allí, allí, el sol está oscuro y sombrío.

Aquí, aquí están ardiendo nuestros libros sagrados …

Aw! Ye, nuestros libros sagrados están todos en llamas;

¡Con los hostiles firmamentos santos …!

Nadie escuchando las noticias

Mareando desde el cielo–.

La noche es mi paz, mi saga.

Pero incluso los firmamentos rechazan esto …

Veo las llamas; llamas carmesí;

De donde lloro: ¿cuándo morirá esta noche?

El sol saldrá, siempre tiene …

¿Y los tontos jugarán un poco más?

Lo hemos puesto todo en manos humanas, ahora

Mi paz, quietud, nuestras horas …

¡En la oscuridad, en algún lugar …!

No veo signos de lágrimas, no hay lágrimas;

Una luna roja como la sangre agita el piso del

Se; con desmayo, en silencio–;

Así, sin muerte, ambos protestan.

No quiero ver las anuales–,

Los anuales de la guerra ya,

La semilla del diablo, en donde, él agita

… agita el cosmos: con su espectro.

Solo quiero tranquilidad, quietud, paz;

Por extraño que parezca, es todo lo que busco …

Eh! ¡si! Oh si, el cielo de medianoche tiene ojos

Tienes un ojo bárbaro, ojos bárbaros profundos.

Mi noche pronto se dividirá, expirará:

Por lo tanto, pronto se repetirá el inviolado.

Las llamas inviolables de la humanidad;

Este es mi testimonio de la noche! …

Notas del autor: "… este es un poema profundo e inquieto con muchas imágenes; el secreto del poema (para mí) es el sol, como siempre ha salido, por lo que volverá, mañana y otra vez mañana, y así la paz no existirá, mientras esté en manos de la humanidad ". El autor ha pasado un tiempo en el Ártico, 1996. 7/7/05 # 752

Esta es la primera parte de tres partes; segunda parte, a este poema se le llama: "Casa del Duende" …

Versión en español

Testigo de la noche

Traducido por Nancy Peñaloza

Editado por Rosa Peñaloza

En la quietud de la noche ártica

En sus profundos cielos del norte,

Débiles son las luces, en su frío

Noches heladas!

Incluso las estrellas del ártico

¡Parecen silenciosamente congelados! …..

Aquí, aquí es donde encuentras

¡Paz y la bestia adentro! –

Distante ni orejas ni palabras

Confundir la mente

Para afianzar la garganta;

Aquí es donde estás muerto —

Aquí, el cielo tiene ojos eternos.

Ojos con mareas cósmicas

Mareas que nunca descansan: emprenden

Con el universo

En comparación con un profundo abismo oscuro;

Sin fin y nunca dormido

Aquí mis ojos investigan y buscan

En incontables horas, bajando y

Barriendo bajo los cielos

Insensible, invariable

¿Son el cosmos, el paraíso?

Aquí reside, una extraña paz …

Aquí yace una extraña paz

Con un ejército de estrellas para vencer

Brillando, silenciosamente en la oscuridad

El descenso, macabro oscuro;

El tiempo no importa aquí,

Aquí, mentiras, una extraña paz …

Fríos y entumecidos de una manera extraña son mis pies,

Mientras miro alto, sobre muchos puentes

Una estrella acorta la siguiente, como si,

Si reyes y reinas estuvieran allí

Salvándolos – los anfitriones –

¡Oh si! Una extraña paz …

Ah! Alabado sea a ti, a ti

Empresas que arden y arden, ¿verdad?

Recordándome las guerras que dejo, por favor

Divinos adversarios e inmortales

Enemigos que no quieren paz

Ah! Alabado sea a ti, a ti

Escucho la música armoniosa, desde lejos (allí)

Hay una bomba oculta en un almacén,

Para la guerra de mañana más lejos, incontrolable

El polvo de Orión. Polvo perpetuo;

Allí, el sol está silenciosamente negro allí.

Allí, allí, el sol nacerá mañana …

Aw! Nuestros libros sagrados están todos en llamas;

¡Santo firmamento hostil! …

Nadie escucha A las noticias

Noticias del cielo

La noche es mi paz, mi epopeya.

Pero incluso los cielos descartan esto …

Ya veo, las llamas están en los campos de batalla.

Donde grito: ¿Cuándo terminará esta noche?

El sol saldrá, siempre lo hace

¿Y la estupidez jugaría algo más?

Hemos puesto todo esto en manos humanas.

Mi paz, calma, nuestras horas …

Fuera de la oscuridad, en alguna parte! …

Puedo ver las estrellas, pero no las lágrimas.

Una sangrienta luna roja, moviéndose en el mar

Con aliento débil, en silencio.

Sin muerte mientras ella se hunde …

Yo no quiero ver las anuales

Las tasas anuales de guerra nunca más,

La semilla del demonio, donde se mueve.

Los océanos con su movimiento espectral.

Solo quiero aislamiento y paz

Por extraño que sea, esto es todo lo que estoy buscando …

Pero incluso el cielo nocturno tiene ojos

Tiene ojos bárbaros, ojos bárbaros,

Mi noche pronto se dividirá, terminará

Pero, pronto se repetirá, las llamas inviolables

Las llamas inviolables de la humanidad;

Este es mi testimonio para esta noche!

Notas del autor: "Este es un poema profundo, profundo e impaciente

Con mucha imaginación, el secreto del poema (para mí) es el sol. Como esto siempre sale, este saldrá, otra vez, mañana y otra vez Otro mañana, y así la paz no existirá, mientras esto está en manos de la humanidad. "El autor, ha permanecido por algún tiempo en el Ártico, 1996. 7/7/05 # 752

[ad_2]

Source by Dennis Siluk Dr.h.c.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *